Quienes Somos

La asociación

PILOTOS VOLUNTARIOS es una organización sin fines de lucro, cuya misión es ayudar a todas las personas en riesgo en el mar. Implementa sus acciones basándose en los textos de las diversas Convenciones Internacionales existentes sobre el derecho del mar.

PILOTOS VOLUNTARIOS es una asociación que se basa en el respeto por los derechos humanos y la dignidad, independientemente de la nacionalidad, origen, afiliación social, religiosa, política o étnica.

PILOTOS VOLUNTARIOS está destinado a ayudar a cualquier persona en peligro en el mar dentro del alcance de su acción, sin ningún tipo de discriminación. Las personas involucradas son hombres, mujeres o niños exiliados que terminan en peligro de muerte mientras cruzan el Mediterráneo.

PILOTOS VOLUNTARIOS está financiado por donaciones privadas. Los fondos recaudados se asignan a los costos de funcionamiento de la asociación, a los gastos relacionados con el uso del avión y toda la logística que se articula en torno a nuestras misiones.


El equipo

José BENAVENTE FUENTES

José BENAVENTE FUENTES

RELATIONS PARTENAIRES

Président de l’association "Pilotes Volontaires" a 25 ans d’expérience dans l’aide humanitaire, également Pilote professionnel depuis 2006

Benoit MICOLON

Benoit MICOLON

OPÉRATIONS AÉRIENNES

Passionné d'avion (ULM, planeur, parapente), Pilote de ligne sur B-747 (6000h), Moniteur de parapente s'occupe des opérations aériennes

Romain FLAMMIER

Romain FLAMMIER

Donations & Comptabilité

 

Nuestro equipo está compuesto por pilotos profesionales, observadores y muchos otros voluntarios, sin los cuales la asociación no podría existir. ¿Quieres unirte a nuestro equipo?

 


Nuestro avión: el ” Colibri ”

El MCR 4s es un avión ligero de 4 asientos, capaz de volar 10 horas y viajar más de 1500 km por día.
Lo llamamos el ”Colibri”, en referencia a una leyenda de los nativos americanos, aquí hay un breve extracto:

Un día, dice la leyenda, hubo un gran incendio forestal. Todos los animales aterrorizados y horrorizados observaban el desastre sin poder hacer nada. Solo el pequeño colibrí estaba ocupado, buscando algunas gotas con el pico para arrojarlas al fuego. Después de un momento, el armadillo, molesto por esta agitación irrisoria, le dijo: “¡Colibrí! ¿No estás loco? ¡No es con estas gotas de agua que apagarás el fuego! “
Y el colibrí respondió: “Lo sé, pero estoy haciendo mi parte”.

Gracias a nuestra avioneta, PILOTOS VOLUNTARIOS también quiere “hacer su parte”.